David Robert, Pintor Viajero (I)

miércoles

"Ruínas de la Catedral de San Andrés y la Iglesia de San Regulo" - Fife -Escocia

David Roberts nació el 24 de octubre de 1796 en un suburbio de Stockbridge en Edimburgo, Escocia.
Hijo de un modesto zapatero y una humilde ama de casa, ayudó a su padre en el trabajo hasta la edad de 10 años, presentando desde muy niño un inmenso talento artístico, que expresaba a través de excelentes dibujos silvestres.

Su familia, a pesar de su precaria economía y la miseria en la que vivía, lo animaron a acrecentar sus dotaciones y artísticas proponiéndolo como aprendiz a David Beugo, un pintor y decorador, que lo aceptó y con el que estuvo aprendiendo durante siete años, dedicando las noches a estudiar arte y a perfeccionarse en su trabajo.


En 1816 es contratado por el director de un circo, como pintor de escenario del mismo. Este aprendizaje lo llevó posteriormente a trabajar como asistente de diseñador, lo que fue el comienzo de su carrera como pintor de paisajes, pues la tarea de crear telones con paisajes le permitió dominar la perspectiva de la pintura

En 1819, fue requerido como pintor de escenas en el Teatro Real de Glasgow. Allí conoció a la actriz escocesa Margaret McLachlan, hija ilegítima de una gitana llamada Highland y de un empresario. El flechazo fue instantáneo y se casaron en 1820, henchidos de amor.
Fruto de la unión nació un año más tarde su hija Christine. Sin embargo el matrimonio no llegó a buen término, separándose ambos. Highland regresó a Escocia, mientras que David se hizo cargo de Christine, cumpliendo ejemplarmente sus funciones paternales a pesar de su trabajo y sus viajes, y creándose entre ambos un vínculo de afecto que duraría toda la vida.


Como diseñador de escenarios, David Roberts trabajó los más grandes teatros de Escocia e Inglaterra, y si bien sus dioramas, panoramas y pinturas teatrales causaron un furor en el Covent Garden, y sus diecisiete escenas de Mozart en "El Serrallo" recibieron una entusiasmada aclamación internacional, la pintura paisajística no era para él más que un medio de subsistencia. Su verdadera pasión era la pintura arquitectónica en cuyo ámbito particular se convirtió, indiscutiblemente, en el gran maestro de su generación.


En esta época cuando entabla amistad con el artista Clarkson Stanfield, con el que se asocia para crear panoramas y dioramas, y éste le anima a presentar sus pinturas al Instituto de Bellas Artes de Edimburgo, cosa que consigue en 1821 presentando tres representaciones, dos de las cuales, (“La Abadía de Melrose” y “La Abadía de Dryburgh”), consiguen venderse a un considerable precio.


“La Abadía de Dryburgh”
Pero la escenografía no era lo que Roberts deseaba como dedicación permanente, por lo que poco a poco la fue dejando, para desarrollar la pintura de las arquitecturas y las topografías de diferentes lugares.
No obstante regresó al escenario del teatro para el diseño de pintura en muchas producciones de Charles Dickens.

Ese mismo año fundó con varios pintores, la Sociedad de Artistas británicos y se trasladó a Londres para realizar su carrera de pintura como siempre había soñado: viajando y plasmando en sus lienzos sus impresiones.

En el otoño de 1824 visita Normandía y recorre parte de Europa.


"St Paul's Cathedral with the Lord Mayor's Procession"
Sus pinturas se basan en este viaje en monasterios, catedrales góticas y paisajes...


"Interior de la Iglesia de St. Anne - Brujas"
...comenzandose a sentar las bases de su reputación y mostrándose como un especialista en la pintura de arquitectura.

"Cathedral St. Gommaire - Belgica"
Uno de sus cuadros, La Catedral de Rouen, es vendido por 80 guineas.


"La Catedral de Rouen"
En ese año celebra la primera exposición de las mismas en la Sociedad de Artistas Británicos en y, a continuación, en el Royal Academy y en La Institución Británica en 1826. En 1829 su reputación es la de un excelente artista.

También ese año, expone “La salida de los israelitas de Egipto”, haciendo evidente su estilo.



“La salida de los israelitas de Egipto”
A partir de 1930 ya podría vivir razonablemente con lo que le rentaba su trabajo de dibujos y pinturas haciéndose además miembro de la Sociedad de Artistas británicos y convirtiéndose más en su Presidente en 1831, cargo al que renunció en 1835.

David Roberts contaba 42 años cuando comenzó a viajar. Sus perspectivas se centraban principalmente en el Mediterráneo y más precisamente en España, referencia obligada debido a la gran fascinación que producían en él las maravillosas mezquitas y palacios de los moros y el embrujo de su historia.
En octubre de 1832 entra en la Península por la aduana guipuzcoana de Irún, después de atravesar Francia de norte a sur.

Su objetivo principal era recorrer Andalucía hasta poder completar un buen reportaje, hasta tener un conjunto de dibujos que plasmaran lo más llamativo e interesante de al-Andalus, la todavía bastante desconocida civilización hispanomusulmana. En la ciudad vasca se vio obligado a permanecer dos semanas de cuarentena a causa de una epidemia y de allí fue a Vitoria (Álava). Roberts visitaría Miranda del Ebro, Burgos, Madrid, Sevilla, Córdoba, Granada, Loja, Málaga, Ronda y Gibraltar. En los sitios más importantes permanecía tres semanas. Tres semanas en Sevilla, tres en Córdoba, tres en Granada y tres en Málaga, que dieron como resultado una España contemplada bajo el influjo musulmán y la típica estilización romántica del siglo XIX. Allí nacería en el alma de Roberts su admiración e interés por los pueblos y las costumbres musulmanes que lo llevaría más tarde a recorrer itinerarios en el corazón del Islam. Sus grabados de la Alambra de Granada son una prueba anticipada de lo que habría de venir." ( Extracto de Mundo Arabe.com)


En el transcurso de estos viajes, realizó bellas y numerosas litografías y pinturas de paisajes de España. Desde Gibraltar, se trasladó en un corto viaje a África a través de Marruecos, Tánger y Tetuán. Sería su primera expedición a África.





(Aunque en la imagen figura la palabre "Málaga", algún lector me ha asegurado que se trata de la Torre de Santa Catalina de Valencia)

Pinturas de Sevilla

"El Castillo de Alcalá de Guadaira (Sevilla)"
"El Alcázar de Carmona (sevilla)"
"La Giralda"























"El Altar de la Catedral de Sevilla"


















"Plaza del Mercado de Carmona (Sevilla)"
"Sevilla desde la Cruz del Campo""Torre del Oro"
Pinturas de Córdoba

" El río Guadalquivir en Córdoba"-litrografía"Torre Morisca del puente de Córdoba"


















"Arco del Triunfo a Felipe II"



















" El río Guadalquivir "
Pinturas de Granada
"El Puente del Darro"
"Torre de Comares en La Alhambra"



















"Alcázar Real de Granada"
























"Bibarrambla Andalusí"
"El río Darro en Granada"
Pinturas de Malaga
"Puerto de Málaga"
"Ronda (Málaga)"
"La Catedral"
Otras Ciudades Españolas
"La Catedral de Burgos"

"El Acueducto de Segovia""La Catedral de Santiago de Compostela"
"Toledo"Regresó a finales de 1833 con una oferta de bocetos que elaboró en atractivas y populares pinturas. La Institución Británica expone “Interior de la Catedral de Sevilla” en 1834, que se vendió por £ 300 y ejecuta una serie de ilustraciones españolas para el Paisaje Anual de 1836.

"Interior de la Catedral de Sevilla"
Luego en 1837 una selección de sus “Bocetos Pintoresco en España” son reproducidos en litografías. Entre 1851 y 1853 visita Italia, y representa las pinturas "Palacio Ducal de Venecia", "Roma desde el Convento de San Onofrio" e "Interior de la basílica de San Pedro de Roma, el día de Navidad de 1853", resultando de ello su último volumen “Ilustraciones, Italia, Clásico, histórico y Pintoresco”, publicado en 1859.


"Vista de Pisa"
"San Juan y San Pablo" - Venecia
"El Palacio Ducal de Venecia"
También hizo una pintura de la inauguración de la Gran Exposición de 1851 ante la insistencia de la reina Victoria.

"La torre de Niderlahustein en el Rhin"
"Casa de Edimburgo"
Los últimos años de su vida estuvieron dedicados a realizar una serie de puntos de vista de Londres desde el Támesis.

"Las Cámaras del Parlamento"
El 25 de noviembre de 1864 ya había ejecutado seis de ellos.
Se encontraba trabajando en una imagen de la Catedral de St. Paul, cuando murió repentinamente de una apoplejía.

Fue enterrado en el cementerio de West Norwood.


David Roberts uno de los pintores topográficos más importante de su tiempo.
Hoy en día muchos de sus cuadros se encuentran en el Victoria and Albert Museum, el Templo de Dendera, en Bristol, mientras que Jerusalén se encuentran en el Castillo Museo de Norwich. Sus grabados y pinturas de las revistas son piezas de colección que alcanzan un gran valor en el mercado.
Todo un agradecimiento en compensación al trabajo del hijo de un humilde zapatero que apenas tenía la escuela de educación o capacitación formal.

Bibliografía:
*
La España Pintoresca de David Roberts – Antonio Gimenez Cruz – Editorial Universidad de Málaga.
*Las maravillas de Egipto, David Robert – editorial ultramar

9 soñaron conmigo:

Málaga dijo...

Sorprendente pintor, me ha sorprendido muchísimo encontrar obras de Andalucía, pero mucho más las de Málaga. Te felicito por el blog, las entradas son completísimas. Saludos.

Lucía dijo...

el primero de los grabados a tinta que han ubicado como "de Córdoba" tengo que decirte que no corresponde a esa ciudad. Es la Torre de la iglesia de Santa Catalina de Valencia"
Tu blog me parece muy interesante.
Gracias.

Akael dijo...

Lucía, gracias por la aclaración, ya retiro la imagen de la entrada.

Saludos

Juan Carlos Rodríguez dijo...

excelente blog, te doy las gracias por hacerme disfrutar de tus magníficas entradas.
Me gustaría lanzar una pregunta referente a David Robert, por muchas vueltas que le doy al grabado de "La Catedral" de Málaga, no le encuentro rigor a su visión. Por más que me he documentado, la cara de la Catedral que se representa, la de Calle Postigo de los Abades, ni es ni ha sido como lo representa Robert. No sé que explicación darle, no sé si era lo habitual en este tipo de artistas viajeros. El hecho es que me desconcierta, aunque me rinda a la belleza de la obra.

Akael dijo...

Juan Carlos Rodriguez, en primer lugar gracias por tu visita.
Con respecto a tu pregunta tengo que reconocer que no se responderte.
Lo único que te puedo decir es que David Robert solía tomar muchos apuntes a lo largo de sus viajes, y que luego tranquilamente terminaba en su estudio cuando regresaba a casa. Tal vez este hecho lo hizo plasmar la Catedral de distinta forma.

Saludos

jagonhue dijo...

Hola, ese grabado que comentan de la Torre de Santa Catalina en Valencia,¿lo podrias publicar para que lo vea?

He vivido 30 años detras de esa torre y me muero de curiosidad.

Juan Carlos Rodríguez dijo...

gracias por tus palabras, bien pudiera ser lo que comentas.
saludos

Akael dijo...

Jagonhue, he vuelto a colgar el grabado de la Torre de Santa Catalina en Valencia, aunque en el mismo figura impresa la palabra Málaga.

Saludos.

Manolo dijo...

El grabado que titulas "Alcazar Real de Granada" realmente se corresponde con una vista de ALCALÁ LA REAL, en el camino entre Córdoba y Granada. En el grabado aparece denominado como ALCALÁ EL REAL.

Related Posts with Thumbnails
 
Los Sueños De Akael - by Templates para novo blogger