Rafael De León, Poeta De Coplas

miércoles

("La Zambra - Jorge Apperley -Acuarela 1919 - Colección particular Granada)

A Rafael de León lo llevo en mis recuerdos. Desde muy pequeña mis padres hablaban mucho de él por las letras de las coplas que componía, y eso era lo único que yo sabía de él.

Sin embargo cuando ya fui mayor, y me sumergí de lleno en el encanto de los Poetas Andaluces, descubrí a un Rafael de León muy distinto al de la idea que yo tenía hecha.

Rafael de León era, además de autor de coplas, un importante poeta, siendo considerado uno de los integrantes de la generación del 27.


Rafael de León y Arias Saavedra


La casualidad de la vida, quiso que Rafael de León y Arias de Saavedra, naciera un jueves 6 de febrero de 1908 en Sevilla, en la misma calle en donde había nacido Antonio Machado, dentro de una familia de la nobleza y alta burguesía: los condes de Gomara.
Sus padres, José de León y Manjón y su madre, María Justa Arias de Saavedra y Pérez de Vargas, lo bautizaron pocos días después en la iglesia de la Magdalena como Rafael María como primero de una larga lista de nombres.


Como hijo de familia acomodada, ingresa en 1916 a realizar sus estudios como interno en el colegio jesuita San Luís Gonzaga, en el puerto de Santa María (Cádiz), dónde también había estudiado Juan Ramón Jiménez, y en donde coincide con Rafael Alberti.
Después de pasar igualmente por otros colegios de órdenes religiosas, como en El Palo de Málaga o de Utrera, en Sevilla, inicia en 1926, en la universidad de Granada los estudios de Derecho coincidiendo con Federico García Lorca. Ambos entablan una entrañable amistad que se aprecia en el estilo poético de Rafael.


Cuando en 1931 se proclama en España la II República tras la caída de la monarquía, Rafael muestra en su obra poética una inclinación que nada tiene que ver con sus ascendentes de idealismo monárquico, llegándose incluso a decir que escribió un himno a la República.


Muy pronto comenzó a frecuentar los cafés cantantes y los teatros de variedades de Sevilla, pues la renta paterna hacía que se pudiera permitir el vivir sin ejercer el trabajo para lo que se había instruido. En este ambiente y mientras cumplía el servicio militar, conoció al letrista y padre de la cantante y actriz Carmen Sevilla, Antonio García Padilla, y a Conchita Piquer que actuaba por aquel entonces en el Teatro Lope de Vega. Ella sería de las primeras que cantaría muchas de sus canciones.


En 1932, Rafael se traslada a Madrid bajo la influencia del gran músico sevillano Manuel Quiroga, que junto con el autor teatral Antonio Quintero, llegaría a formar el prolífico trío "Quintero, León y Quiroga" con el que tienen registradas más de cinco mil canciones. Al producirse la guerra civil española, Rafael de León se encontraba en Barcelona; allí es encarcelado, como tantos otros del mundo de la farándula, toreros, cantantes, etc. acusado de monárquico o derechista.

Y allí en la cárcel, quizás para hacer valer su condición de neutral o tal vez de simpatizante de la causa republicana; quizás por estricto sentido de la verdad, declara tener una buena amistad con destacados poetas republicanos como León Felipe; Federico García Lorca y Antonio Machado.

Llegan luego los años de posguerra en los que Rafael continúa contactando con el universo de las “varietés”, que alimentados por los típicos aires de aquella dictadura, de nacionalismo a ultranza y bloqueo internacional, se prestan a la creación de un género muy influenciado del tipismo andaluz y que dio en llamarse "folklore español". El régimen dictatorial acogió de mil amores este género que ensalzaba con arte y exageración todo lo español. Es de aquella época triste y gris para la mayoría de los españoles, cuando nuestro poeta-letrista empieza a colaborar con los guiones de una cinematografía ramplona e impregnada también de un excesivo realzamiento del españolismo que tanto gustaba a la España oficial.

A partir de la década de los sesenta, cae la barrera del aislamiento cultural y muchos jóvenes antifranquistas junto a la progresía izquierdista, en actitud militante comienzan a despreciar ostensiblemente casi toda la música española e hispanoamericana y con ella el conocido estilo de la copla y de la canción andaluza que tan bien había representado el sello "Quintero, León & Quiroga". A partir de esa época, vienen unos años bajos para la obra de canciones y poesías de Rafael de León.

El 9 de Diciembre de 1982 muere en el más cruel olvido sin ni siquiera haberse llevado en vida la satisfacción de un merecido homenaje de cariño y agradecimiento a toda su importante y prolífica obra poética.

Rafael de León pertenece por derecho propio a la denominada "Generación del 27" de los poetas españoles, aunque un incomprensible olvido ha hecho que nunca figure en esa nómina. De ningún poeta español de este siglo que acaba, han sido tan recitadas sus poesías y tan cantadas las letras de sus canciones. La obra poética de Rafael de León, queda dividida en esos dos grandes apartados: poesías propiamente dichas, y letras para canciones. En casi toda su obra, inspirada en ambientes muy típicos de Andalucía, queda reflejado el gracejo popular andaluz, indicado por las palabras en cursiva, para mejor entender que no pertenecen al correcto lenguaje español. Su primer libro de poesías «Pena y alegría del amor» aparece publicado en 1941. Un segundo libro titulado «Jardín de papel» aparece el año 1943. De las colaboraciones del poeta a la hora de firmar su obras hemos de reseñar lo siguiente:
En colaboración con Antonio Quintero, las poesías «Profecía»; "Romance de la serrana loca" y miles de letras de canciones que haría inacabable esta biografía. En colaboración con Antonio García Padilla "Kola", las letras de las canciones: "Coplas"; "Arturo"; "Cinelandia"; "Cine sonoro"; "La Rajadesa"; "La deseada"; "Manolo Reyes"; "Siempre Sevilla"; ... En colaboración con el argentino Salvador Valverde, el conocidísimo cuplé "Bajo los puentes del Sena" escrito para ser estrenado por la cupletista Raquel Meyer; y las también conocidísimas "¡Ay, Maricruz!"; "María de la O"; "Triniá"; y la inolvidable "Ojos Verdes"; entre otras. En colaboración con Ochaíta, la letra de la conocida canción: "Eugenia de Montijo"; y algunas pocas más. En colaboración con el poeta Xandro Valerio, las letras de las más conocidas canciones: "Tatuaje" y "La Parrala".

Entre sus cantantes preferidas estaba Concha Piquer, para quién compuso “Cárcel de Oro”

No conoció Rafael de León nunca en vida tantos éxitos como los que le trajo su muerte. Cumpliendo la ley de que "aquí hasta que no te mueres no eres nadie", murió una fría mañana madrileña, el 9 de Diciembre de 1982 ante el espejo del cuarto de baño, como en el final de una película grandiosa de amores terribles y bellezas infinitas.


Baladilla de los tres puñales

He comprado tres puñales
para que me des la muerte...

El primero, indiferencia,
sonrisa que va y que viene
y que se adentra en la carne
como una rosa de nieve.

El segundo, de traición;
mi espalda ya lo presiente,
dejando sin primavera
un árbol de venas verdes.

Y el último acero frío,
por si valentía tienes
y me dejas, cara a cara,
amor, de cuerpo presente.

He comprado tres puñales
para que me des la muerte...

En el estanque del día

En el estanque del día
se han mojado tus palabras.

El «no» sin eco posible
de tu voz embalsamada,
se está muriendo de frío
en los cristales del agua.

(Fragmento)

Esta biografía está sacada de:

*Los Poetas.com


Related Posts with Thumbnails
 
Los Sueños De Akael - by Templates para novo blogger