Manuel Benitez Carrasco, Poesía Flamenca

miércoles


“Traigo el amor, siempre joven;

Traigo el dolor, siempre viejo;

Traigo la vida, la muerte, niñez, llantos, penas, juegos,

Algo de sonrisa y algo para sembrar sentimientos.”

(Caminante)


Manuel Benítez Carrasco nace el 1 de Diciembre de 1922 en Granada, en la placeta de El Salvador del barrio del Albaicín, en el seno de una familia estrictamente devota y religiosa, y es sin duda uno de los poetas más significativos de la llamada poesía flamenca.


Siguió el neopopularismo de Alberti y de Federico García Lorca, y su obra es considerada uno de los mayores exponentes de la Literatura Flamenca, ya que sus poemas, son verdaderas piezas del flamenco, que él sentía y expresaba de la manera más natural, nacidos de lo más profundo de la España popular.


Su padre, de profesión carpintero, realizaba su trabajo en la ermita de San Miguel Alto, de cuya colegiata albaicinera era coadjutor su tío, Manuel Benítez Martínez, y dónde recidía la familia, como ya se ha apuntado, de gran arraigo religioso y devoto, rasgo que posteriormente el poeta reflejaría en su obra:


“Soy español, andaluz, granaíno, albaicinero;

Mi identidad la hizo Dios;

La confirmó un carpintero;

Y la rubricó mi madre ¡carita de pan casero!

De viruta y pan casero

En esta casa nací;

Aprendí el Ave María

En la Cuesta del Chapíz.”

(“El Coplero”)


En este entorno vivió sus años de infancia y adolescencia Manuel Benítez Carrasco, aprendiendo las primeras letras y enseñanzas en las Escuelas del Ave María.

(Escuela del Ave María 1934-1935 - Fotografía de Maria Rosa Rodriguez Vergara - 20.minutos.es)


Desde muy joven comienza a componer poemas plasmando la belleza del entorno que le tocó vivir, siendo sus primeros escritos dedicados a Granada, tierra de real belleza.


Su carrera literaria se inicia colaborando en la revista poética “Vientos del Sur” y en 1943 obtiene, con su obra “Luz de Amanecer” el que sería su primer premio: el “Premio Nacional de Teatro de Escuadra, lo cual le abre las puertas a una gran trayectoria de éxitos galardonados.


Sin embargo, debido a las devotas raíces de su familia, y la difícil época de la posguerra que le tocó vivir, en 1947 abandona su Granada natal y se traslada a Madrid buscando un nuevo futuro. Allí empieza a ganarse la vida recitando su poesía en clubes de lujos y teatros. Comienza entonces un gran despliegue de su actividad artística y literaria, abarrota los escenarios de los teatros en los que recitaba sus poemas, y logra ser considerado un gran artista.


Pero a pesar de ello, no llega a sentirse del todo integrado en Madrid, por lo que decide, en la década de 1950 marchar hacia América.

A partir de 1955 su figura está definitivamente unida a la Literatura Hispanoamericana.

Viaja a Cuba, Argentina, Chile, Uruguay, Perú, Colombia, Ecuador, Puerto Rico, Estados Unidos y en especial a México, donde llegaría a pasar la mayor parte de su existencia.

En Hispanoamérica su vida es realmente intensa; trabaja en México durante años para la Casa Domecq como primera figura de los espectáculos que ésta organizaba, recitando sus poemas y cerrando en ocasiones los eventos como el artista invitado.

Se puede decir que Manuel Benítez Carrasco encuentra el éxito definitivamente en América.


Quince años después, en la década de 1970, el poeta se decide a alternar su vida entre España y México.


Manuel Benítez Carrasco ha llegado a convertirse en uno de los poetas contemporáneos más importantes, pues toda su creación está abierta en sus poemas, a la que recurren tanto artistas de la copla como cantaores, dado que ellos son los que saben expresar mejor que nadie las vivencias de Andalucía, que tan maravillosamente expresaba el poeta en sus obras.

Supo plasmar como pocos los temas relacionados con el amor y los desengaños:


“Mira si soy desprendío

Que ayer al pasar por el puente

Tiré tu cariño al río.”

(Soleá del Amor Desprendío) Leer más…


Y puso todo el sentimiento y bondad en la vida que lo rodeaba.


“Con una pata coja colgando

Despojo de una pedrada,

Pasó el perro por mi lado,

Un perro de pobre casta,

Uno de esos callejeros,

Pobres de sangre y de estampa.”


(“El perro cojo”) Leer más…


Falleció en su ciudad natal de Granada, en 1999. Un año antes fue nombrado hijo predilecto de su ciudad.


(Tuve conocimiento de la existencia de Manuel Benítez Carrasco, un día que por azar , llegó a mis manos el poela "El Perro Cojo". Al igual que me ha pasado en otras ocasiones, desconocía al autor y me dediqué de lleno a encontrarlo. Me enamoré de lleno de su vida y sobre todo de su obra, cosiderándolo unos de los más importantes poetas de mi tierra.)


Bibliografía:

*Alfredo Arrebola

*"Manuel Benitez Carrasco. Un destino en la poesía (De la cuna a la joven madurez: 1922-1955") - Rafael Delgado Calvo - Editorial del Ayuntamiento de Granada.


1 soñaron conmigo:

América dijo...

Con tu permiso he colocdo ESTE post COMO ENLACE SUGERIDO EN MI ULTIMA ENTRADA,GRACIAS Y UN ABRAZO!

Related Posts with Thumbnails
 
Los Sueños De Akael - by Templates para novo blogger